amo a mi esposa por puta

Hombre, 55 años

mi esposa resultó una deliciosa puta, empleo el término puta para aquellas que gozan plenamente su sexualidad con quien o cuantos le plazca prostituta es otro tema.
a nuestros cincuenta y tantos años, somos muy activos sexualmente y ambos nos conservamos en buena forma, sobre todo ella que tiene un cuerpo deseable “encamable” como le digo yo. en resumen es muy guapa aún y eso motivó mi deseo por verla teniendo sexo con otros, pues quizá no dure mucho su atractivo. desde que aceptó me permitiera verla penetrada por otro hombre y conmigo y otro en trío nuestro amor y sexo resurgió con mayor fuerza y pasión. disfruta de lo lindo el trío y cuando le permito que se vaya con nuestro amigo, espero ansioso su regreso y los relatos al detalle de sus aventuras sexuales y tenemos sexo tan pasional como un par de jovenzuelos. el desenfrenado goce de su sexualidad cuando la tenemos desnuda entre los dos nos ha permitido agregar, ya en pareja, lenguaje erótico y soez, me permite llamarle puta y esto le excita sobremanera, me tiene extasiado, nunca imaginé la maravilla de puta que traía dentro, ella está muy contenta sintiéndose así, no le molesta adjudicarse el título de puta y a mi me encanta y todo queda entre nosotros. estamos viviendo con fervoroso entusiasmo esta nueva faceta sexual y no dejaremos de hacerlo mientras nos cabra la factura el tiempo. a las pareja que tienen este inquietud, les aconsejo que lo intenten, no se arrepentirán si lo platican muy bien quedando seguros que no habrá ningún tipo de problema futuro.

This entry was posted in Secretos. Bookmark the permalink.